El padecer epilepsia en el país podría ser muy alto

El padecer epilepsia en el país podría ser muy alto
Spread the love

Esto, agregó el especialista, marca diferencia con los que se atienden en el sector privado, que suelen tener mejor evolución.

Avatar del Doris Pantaleón DORIS PANTALEÓN,Santo Domingo, RD 

En país se estima que aproximadamente 300 mil personas podrían padecer epilepsia, muchos de los cuales presentan dificultades de acceso al tratamiento oportuno, reveló el neurólogo pediatra, Franklin Montero-Contreras, presidente de la Sociedad Dominicana Unidos por la Epilepsia (SODOUE).

Dijo que la epilepsia es uno de los padecimientos neurológicos crónicos más frecuentes del mundo, y que en el país se hace cada vez más necesario, la sumatoria de esfuerzos para poder identificar, diagnosticar, tratar, seguir, curar e integrar a los pacientes con epilepsia. 

El especialista Montero Contreras explicó que si bien es cierto que en República Dominicana el sistema de seguridad social ha mejorado en los últimos años, dando mayor inclusión a los usuarios de los diferentes regímenes existentes, aún no es suficiente para cubrir a la población afectada por epilepsia.

Dijo que el país cuenta con personal médico bien capacitado para atender los casos de epilepsia, pero que el reducido poder adquisitivo de los pacientes que son atendidos a nivel público limita el tratamiento con medicamentos anticonvulsivos.

Esto, agregó el especialista, marca diferencia con los que se atienden en el sector privado, que suelen tener mejor evolución dado su mayor poder adquisitivo, mayor cobertura social y sobre todo mejor adherencia al tratamiento ofrecido.

Destacó que en ambos grupos de pacientes, la educación y concientización sobre el padecimiento de la epilepsia juega un papel fundamental para el éxito de su tratamiento integral.

Debido, agregó, a que no consiste únicamente en consumir medicamentos anticonvulsivos, sino en todo un conjunto de alternativas que incluyen aspectos sociales, escolares, laborales, médicos, farmacológicos y en ocasiones quirúrgicos, así como técnicas de implantación de dispositivos (VNS, DBS) y regímenes dietéticos específicos para casos específicos.

samantharadio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *